Barbizón, el pueblo de los pintores

  • Village Barizon
  • Village Barizon
  • Village Barizon
  • Village Barizon


Eran artistas jóvenes. Querían « pintar la naturaleza ». Soñaban con una posada barata, cerca de los lugares más bellos del bosque de Fontainebleau, donde podrían trabajar libremente, y reír, y cantar, y discutir de arte con otros jóvenes pintores. Les gustaba pintar «robles viejos y torcidos, y rocas en cadena». Pintaron los efectos de la luz de la mañana y de la noche en el sotobosque.

Les gustaban los animales. Pintaron ciervos, perros de caza, pero también cazadores furtivos, madereros, canteros trabajando en el bosque. Estaban hartos de pintar héroes de la antiguedad romana, campos de batalla, o escenas mitológicas en una naturaleza artificial. Prefirieron pintar la vida sencilla de los campesinos, las granjeras trabajando, los animales del corral, la intimidad del hogar. Entre 1800 y 1870, eran cada vez más en llegar a Barbizon ¡Eran más de 120 pintores instalados en una aldea de 80 campesinos! Cuando por fin pudieron exponer en los salones oficiales y vender su pintura, su fama ha atraído a nuevos pintores paisajístas jóvenes de Rumanía, Hungría, Suiza, América, Suecia, Japón… Llenaron los museos de todo el mundo con la suave luminocidad de los paisajes de Fontainebleau. Les enseñaron a los jóvenes pintores impresionistas a « aclarar su paleta» y capturar « los efectos cambiantes de la luz ». Han afectado a Van Gogh y a Cézanne. Al « ir a sorprender a la naturaleza en su reposo » han cambiado la historia de la pintura.

En esta visita os invito a descubrir en el corazón del pueblo de Barbizon la posada Ganne donde se alojaron la mayoría de los pintores de Barbizon, artistas en busca de autenticidad y realizmo, a proximidad del bosque donde podían pintar en vivo a toda hora. Hoy museo de Barbizón, la posada revela sus muebles y su decorado pintado por los inquilinos en agradecimiento de sus estancias, recreando así la atmósfera festiva que reinaba aquí hasta el final del siglo 19. Pasearemos en el mítico pueblo que dió su nombre a la Escuela de Barbizon, nos referiremos a toda una colonía de artistas rebeldes, rechazados en los salones parisinos, coloristas pre-impresionistas como Théodore Rousseau, Jean-François Millet, Camille Corot, Charles Jacque, Diaz de la Peña, y muchos más, para admirar las casas donde vivieros y un trozo del bosque de Fontainebleau donde pintaron.

Duración de la visita del pueblo 1:30. Para la visita guiada al pueblo y del museo (entrada 3 euros) disponer de 3 horas.

8 km de la estación de Melun SNCF & RER
10 km de la estación de Fontainebleau-Avon SNCF

Inicio de la visita : Delante de la Oficina de Turismo, plaza Marc Jacquet, 77630 Barbizon